Prueba de detección de VIH

Una prueba de detección de VIH es aquella que demuestra si ha sido infectado con el VIH. Cuando una persona está infectada con el VIH, su sistema inmunológico intenta combatir el virus mediante la generación de anticuerpos. Los anticuerpos son una de las herramientas del cuerpo para combatir las infecciones. La prueba de detección de VIH busca la presencia de anticuerpos del VIH. Si estos se encuentran presentes, la persona está infectada con el VIH. La prueba más común de VIH se realiza mediante una muestra de sangre obtenida con una jeringa. Sin embargo, se puede realizar una prueba rápida mediante una simple muestra de sangre que se obtiene al pinchar un dedo. Ésta prueba rápida solo lleva 20 minutos y se utiliza como una herramienta de detección del VIH. Si ésta prueba rápida arroja un resultado positivo, la persona debe realizarse otro análisis de sangre para confirmar los resultados. más información

¿Quiénes deben hacerse la prueba?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que considere hacerse la prueba en los siguientes casos:

  • Si usted es sexualmente activo
  • Si nunca se realizó una prueba de detección de VIH y se encuentra en una relación sexual
  • Si ha compartido jeringas o materiales para la inyección de drogas (como algodón, agua o equipos para inyectarse drogas)
  • Si recibe tratamiento para una enfermedad de transmisión sexual
  • Si está embarazada, para reducir el riesgo de trasmitir el virus al bebé Recomendamos realizarse la prueba de detección de VIH como una prueba de rutina durante el embarazo. Sin tratamiento, una mujer infectada con VIH tiene un 25 % de probabilidades de infectar al bebé durante el embarazo o el parto. El tratamiento médico puede reducir estas probabilidades a un 50 %. más información

Período de ventana

El período de ventana es el tiempo entre el momento en que una persona se infecta y el momento en que la prueba de detección arroja un resultado positivo. Por lo general, lleva de uno a tres meses (y posiblemente hasta seis meses) después de infectarse, para que los anticuerpos del virus lleguen a un nivel en la sangre que pueda ser detectable. Debido que la prueba de detección de VIH se basa en la presencia de anticuerpos, ésta puede arrojar un resultado negativo en una persona infectada durante el período de ventana. Si participó en actividades que podrían haberlo expuesto al VIH, pero obtuvo un resultado negativo, es posible que su proveedor de atención médica le solicite repetir la prueba más adelante después de que finalice el período de ventana o puede solicitar una carga viral que permite identificar el virus en personas que acaban de infectarse.

Centros de pruebas

Los servicios de pruebas de detección de VIH, asesoramiento y referidos están disponibles a través de las agencias de planificación familiar y otros centros de salud en Rhode Island. Encuentre centros de pruebas de detección de VIH.

Privacidad

Las pruebas de detección de VIH son anónimas y confidenciales. Los centros anónimos y confidenciales de pruebas, mantienen el grado de privacidad más alto.

Prueba anónima

Las pruebas anónimas se refieren a realizarse una prueba en un centro financiado. Cuando se hace una prueba en un centro anónimo, se le proporciona un código numérico privado. Nadie pregunta su nombre. Usted es la única persona que puede comunicar su resultado a los demás. Si es VIH positivo y se realizó una prueba anónima, es importante que solicite atención médica de inmediato.

Prueba confidencial

Las pruebas confidenciales se refieren a que usted le indica su nombre al centro donde se realiza la prueba. Su registro se mantendrá en secreto para los demás, excepto el personal médico. Debe preguntar quién sabrá el resultado y cómo lo archivarán. Si se hizo la prueba de anticuerpos del VIH de manera confidencial, puede firmar un formulario de autorización para que su médico reciba los resultados. Los resultados de las pruebas confidenciales pueden registrarse en su historia clínica. Como toda su información médica, los resultados de la prueba de detección de VIH no pueden divulgarse sin que usted dé un permiso por escrito. Si se realiza la prueba en el consultorio de su proveedor de atención médica, el hospital, la clínica o cualquier otra instalación, los resultados de la prueba son confidenciales.

Costo

Las pruebas de detección de VIH están cubiertas por la mayoría de los seguros médicos. Además, muchos centros de pruebas ofrecen este servicio a un bajo costo o de manera gratuita. Consulte con el centro para obtener información específica sobre los costos.